Casa embrujada de Nicolas Cage

Casa embrujada de Nicolas Cage

 

A la casa embrujada de Nicholas Cage se la llamó “la casa más embrujada de Estados Unidos”.

Mansión Lalaurie

En esta categoría terrorífica también se encuentra la famosa mansión Amityville y la conocida Mansión Winchester. Estas son algunas de las casas más embrujadas de Estados Unidos.

Todo empezó en el año 1832 cuando Marie Delphine Mac Carthy  Blanque LaLaurie y su tercer marido, Louis LaLaurie compraron un terreno en el 1140 de Royal Street, en Nueva Orleans, Estado de Luisiana.

Allí construyeron un lujoso edificio de tres pisos que sirvió de residencia a la familia.

Como miembros de la alta Sociedad sureña, los Lalaurie lucían su estatus en reuniones y fiestas.

Se dice que en 1834, durante una de estas lujosas veladas en las que todos eran atendidos por esclavos negros, como resultaba costumbre entre los ricos de la época, se inició un incendio en la  cocina.

Tanto los invitados como algunos transeúntes alertados por el humo, intentaron ayudar. Pero cuando requirieron al matrimonio Lalaurie las llaves que cerraban las dependencias de los esclavos, ambos se negaron. Por lo tanto, para acceder a ciertas zonas de la propiedad, la Policía y los Bomberos se vieron obligados a derribar las puertas.

Lo que encontraron tras las puertas que los Lalaurie mantenían cerradas con tanto celo, provocó un tumulto popular.

 

Historia de la casa embrujada de Nicolas Cage

 

La casa embrujada de Nicolas Cage fue mandada construir por el matrimonio Lalaurie en 1832. Tan solo dos años más tarde, un incendio revelaba sus más oscuros secretos.

Nicolas Cage

 

Los primeros en llegar a la cocina en donde se había originado el incendio, encontraron a una mujer de 70 años, la cocinera, encadenada a la estufa. Algo que era habitual entre los castigos infligidos por Madame Lalaurie a sus sirvientes. La anciana confesó haber provocado el fuego para suicidarse y así liberarse de las torturas de Lalaurie.

A pesar de ofrecer fiestas y banquetes, la casa tenía una zona menos glamurosa en la que Madame Lalaurie torturaba a los esclavos, una habitación de la que nunca se regresaba.

Cuando los rumores de torturas se comprobaron y fueron encontrados los cuerpos mutilados y machacados de los esclavos, una multitud indignada arrasó la mansión con tal frenesí, que la Policía se vio obligada a intervenir.

Los Lalaurie huyeron ocultos pero al parecer se separaron antes de que Marie Delphine se embarcara hacia Francia. ¿Pero qué hizo exactamente la famosa Madame Lalaurie?

La turba enfurecida no dejó en pie más que las paredes de la Mansión Lalaurie. Dos años después del hecho, seguía abandonada y medio derruida. Luego, la casa fue reconstruida por diferentes propietarios y recuperó el aspecto original.

Durante las siguientes décadas, se utilizó como escuela pública, conservatorio de música, refugio de jóvenes delincuentes y edificio de apartamentos de lujo, entre otros usos. Actualmente forma parte de recorridos turísticos de fantasmas, pues es claro que la actividad paranormal que rodea a la propiedad es muy fuerte. Pero aunque no lo fuera, forma parte del folklore más oscuro de Nueva Orleans.

Siempre rodeado de un halo de misterio, durante el año 1894, en el edificio convertido en sede de apartamentos de lujo, un inquilino fue brutalmente asesinado. Según los testimonios de conocidos de la víctima, este había mencionado más de una vez que en la casa había demonios.

 

Por qué Nicholas Cage compró una mansión embrujada

 

En 2007, el actor gastó aproximadamente 3 millones de euros en la compra de la Mansión Lalaurie. ¿Pero por qué?

Es conocida la historia de cómo casi se quedó en la ruina a causa de una serie de malas inversiones inmobiliarias, pero en el caso de la Mansión embrujada, Nicholas Cage tenía otros motivos mucho más personales que una mera inversión.

“Una vez viví en la casa más encantada de Estados Unidos… La compré en 2007, pensando que sería un buen lugar para escribir la gran novela de terror estadounidense. No llegué demasiado lejos con la novela”.

Es  muy surrealista que el actor se comprara una mansión embrujada para inspirarse. Todo vale para inspirarse, sin embargo, cuando pienso que Stephen King escribió su primera novela de terror, “Carrie”, mientras vivía en una caravana, acosado por la frustración y la escasez… Aunque la comparación pueda resultar algo bizarra, no puedo evitar compartirla aquí. En el caso de Nicolas Cage, el hábito no hizo al monje.

«Me gusta el mundo paranormal y las películas que lo exploran». «Quiero investigar en mis películas ese universo que creo posible».

Experiencia paranormal de Nicolas Cage

 

Cage se encuentra entre los actores famosos que han confesado haber tenido experiencias paranormales en diferentes momentos de sus vidas. Entre sus declaraciones en medios, se encuentra el curioso relato de una experiencia paranormal acaecida durante su niñez, cuando era un desconocido que no imaginaba en lo que llegaría a convertirse con el tiempo.

Siendo muy joven, se encontraba viviendo en el ático de la casa de una de sus tías. Cada día escuchaba a los murciélagos rascando entre las paredes de la casa. Al menos, él creía que eran murciélagos.

Una noche, la puerta que estaba frente a su cama se abrió. El joven Nicholas vio una silueta de mujer en la penumbra, por lo que pensó que debía ser su tía, así que la saludó con un “buenas noches”. La silueta no contestó pero siguió acercándose hasta que él pudo distinguir a una desconocida de larga cabellera y atuendo negro.

La sangre se le heló en el cuerpo y comenzó a gritar.

No me cabe duda de que esta experiencia tan real y terrorífica caló tan hondo en su personalidad como para hacer surgir en él el deseo de investigar acerca de sucesos paranormales. De ahí a encontrar inspiración para una novela de terror…

Teniendo en cuenta el sadismo y la crueldad de la primera dueña de la mansión, Madame Lalaurie, la casa podría utilizarse para realizar un estudio psiquiátrico acerca de la mente de los asesinos en serie.

 

¿Por qué Nicolas Cage vendió su casa embrujada?

 

Desde Madame Lalaurie nadie ha vivido durante más de 5 años en esa casa. Cage tampoco.

Sería comprensible decir que no soportó los ruidos, pasos, quejidos y el ambiente general de tristeza del edificio, pero realmente no hay una experiencia paranormal definitiva que él haya comentado públicamente de su estancia en Nueva Orleans. La maldición de la casa pareció extender sus tentáculos más que asustando, provocando la ruina económica del actor.

Así, finalmente, quizá él mismo, creyente en el fenómeno paranormal, entendió que era mejor deshacerse de aquella patata caliente y no seguir vendiendo su patrimonio para solventar las malas inversiones. La casa se vendió por menos de lo que la había comprado.

Si estás pensando en comprar una casa embrujada primero infórmate porque te aseguro que hay legislación al respecto, al menos en los Estados Unidos.

Hoy por hoy, la Mansión Lalaurie sigue siendo considerada una de las casas más embrujadas de Estados Unidos. No hace falta soledad ni oscuridad para percibir algo. Grupos de personas que escuchaban al Guía relatando las macabras torturas que había ocultado la mansión, han sentido que las tocaban o han podido ver cómo parpadeaban unas farolas  estropeadas tiempo atrás.

No es un lugar para habitar. Convivir con fantasmas no es la mejor opción.

Las obras de mejora que requirió el edificio siempre terminaron descubriendo restos humanos envueltos por jirones de ropa, enterrados en cualquier parte y con signos de no haber muerto en paz.

 

Compártelo si crees que será útil para otros
Si no lo has hecho aún, te animo a que te descargues tuREGALO de BIENVENIDA

¿nos vemos en los comentarios?

Me gustaría conocer tu opinión acerca de este artículo y qué te ha parecido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba