Cuándo ocurrió la leyenda de la Isla de las muñecas

Cuándo ocurrió la leyenda de la Isla de las Muñecas

 

Isla de las Muñecas
Cuándo ocurrió la leyenda de la Isla de las Muñecas. México

Para saber cuándo ocurrió la leyenda de la Isla de las Muñecas, no hay que buscar muy atrás en el tiempo. El suceso en el que se basa es contemporáneo, tanto, que todavía se puede hablar con los descendientes de quien lo vivió.

En el transcurso del año 1950, un grupo de turistas llegó para conocer la zona, pero su excursión acabó en desgracia, cuando una de las mujeres cayó al agua y se ahogó al enredarse con la vegetación.

Otras versiones de la tragedia, cuentan que fue una niña de la zona la que se enredó en los lirios, o una joven que paseaba. Como sea, al parecer, el cadáver fue encontrado por un hombre que caminaba por allí, llamado Julián Santana Barrera.

La zona, una reserva natural, está llena de canales que forman islas. El cuidador de una de estas islas, Don Julián Santana, al poco tiempo de acaecida la muerte, comenzó a percibir sensaciones que nunca antes había tenido. Presencias invisibles que vigilaban sus movimientos, ruidos inexplicables, objetos que cambiaban de sitio.

Don Julián vivía allí solo, en una pequeña cabaña, así que comenzó a tener miedo, creyendo que el alma en pena de la fallecida era la responsable de los sucesos paranormales del lugar.

 

¿Quién vive en la Isla de las Muñecas?

 

isla de muñecas
isla de muñecas

Julián Santana, triste testigo y protagonista involuntario del surgimiento de la leyenda de Xochimilco, mejor conocida como Leyenda maldita de la Isla de las Muñecas, vivió allí en soledad con sus recuerdos durante más de veinte años.

Era un hombre que creía en lo sobrenatural. Solía contar una anécdota en la que una sirena se le aparecía, profetizando que un día le llevaría con ella. La gente cree que así fue, debido a la forma en que Santana murió.

En ocasión de encontrarse pescando con su sobrino, este se marchó a vigilar el ganado que cuidaba, dejando a su tío en la barca. Cuando regresó, lo encontró muerto. Había fallecido de un ataque al corazón, junto al agua, por eso la gente del lugar está convencida de que su espíritu fue recogido por la sirena.

Dado que Julián no dejó ni mujer ni hijos, actualmente, quien habita y cuida de la Isla de las Muñecas, es Rogelio Santana, su sobrino nieto.

¿Por qué cuelgan muñecas en los árboles?

 

El cuidador, que de tanto en tanto iba a tierra firme a vender lo que cosechaba, recogió una vez, una muñeca que encontró tirada en los canales y la dejó en la isla como ofrenda para que el espíritu de la fallecida le dejara en paz.

Leyenda de Xochimilco
Leyenda de Xochimilco

Así, cuando encontraba muñecos arrojados en los canales, atrapados en la vegetación, los recogía y los iba depositando en la isla. Con el tiempo, los turistas comenzaron a hacer lo mismo. Llegando a colgar de los árboles las muñecas para que todas fuesen visibles y tuviesen su espacio.

Actualmente hay más de 2500 muñecas en la isla. Todas, con el único objetivo de proteger a los vivos del alma errante de la niña, o joven, fallecida allí, tan trágicamente.

De todas las muñecas, hay una considerada especial, a la que la gente pide deseos y hace regalos. Se conoce con el nombre de Agustinita porque Don Julián la encontró el 28 de agosto, día de San Agustín. Se encuentra ubicada en un altar casero en forma de trajinera, o barcaza.

¿Cómo visitar la Isla de la Muñecas?

 

Bien acompañado debería ser la primera recomendación. A pesar de la afluencia de turismo, el lugar está poseído por una energía densa, y a menudo, sus visitantes esporádicos se sienten aterrorizados a plena luz del día. El espectáculo de las muñecas ya afectadas por el clima y el tiempo, hacen pensar más que en ofrendas en la incertidumbre de si Existen los objetos malditos. 

isla de las muñecas
isla de las muñecas. México

La isla de las muñecas es una chinampa, es decir, un terreno de cultivo hecho a mano. Entre el siglo XIV y el XVI, los nativos del lugar buscaron las zonas más pantanosas del lago Xochimilco y comenzaron a construir una serie de islotes o terrazas de cultivo.

Estos fueron dando forma a un laberinto de canales lacustres entre islas, que pueden visitarse partiendo de los numerosos embarcaderos, en unas barcazas bajas conocidas como trajineras. Una de las Islas a la que se puede llegar con las trajineras, es la Isla de las muñecas.

Hoy por hoy Xochimilco es una de las dieciséis demarcaciones de Ciudad de México, ubicada al sur de la misma, cerca del Estadio de fútbol Azteca.

La única forma de llegar a la isla maldita es recorriendo los canales de Xochimilco, laberinto acuífero de riqueza y belleza natural impresionante, que sin embargo, saltó a la fama por un suceso luctuoso.

Compártelo si crees que será útil para otros

¡Hola! soy Lina

Quiero darte la bienvenida a mi Blog, donde encontrarás artículos que te serán de gran ayuda para comprender mejor el mundo y a ti mism@.

Ir arriba