¿Quién es Jack el Tacaño?

¿Quién es Jack el tacaño?

 

quién es Jack el tacaño
quién es Jack el tacaño

No sabemos quién es Jack el Tacaño, o Jack Stingy. Puede que la leyenda se inspirara en alguien real, pero nadie puede probarlo. El folclore irlandés del siglo XIX, acuñó una historia muy pintoresca en torno a un granjero borrachín de muy mal corazón, llamado Jack.

Según diferentes versiones del cuento, el tal Jack, consiguió engañar al demonio mediante el uso de cruces que anulaban sus poderes, para que prometiera no llevarse su alma cuando le llegara la hora.

Al morir Jack, sabía que el Diablo no arrastraría su alma al infierno, pero debido a sus malas acciones, tampoco podía entrar en el Cielo.

Por lo tanto, se había convertido en un espíritu errante.

El Diablo, para burlarse de él, le arrojó una llama del infierno. Y Jack, la aprovechó para hacerse un farol metiéndola en el interior de un nabo ahuecado.

Así se transformó en Jack O’Lantern en Irlanda, Jack el del farol, o el de la linterna.

El fenómeno que pudo originar esta historia popular entre los campesinos irlandeses del siglo XIX, es el del fuego fatuo. Esa brasa del infierno que él usó para iluminar su camino, puede ser atribuida al fenómeno conocido como fuego fatuo.

 

Por qué se tallan calabazas en Halloween

 

En principio, no se tallaban calabazas, sino otro tipo de verduras como nabos o remolachas.

por qué se tallan calabazas en Halloween
por qué se tallan calabazas en Halloween

La tradición de tallar calabazas, no pertenece al Samhain celta. La simbología del fuego era muy importante para los Celtas, pues el fuego purificaba y representaba a la luz solar. También ellos utilizaban máscaras para conjurar al mal.

Los pueblos Celtas creían que durante la época en que se cambiaba de estación y de etapa, de primavera-verano a otoño-invierno, del reinado de la luz al de la oscuridad, la frontera que separaba el mundo de los vivos del de los muertos, se tornaba más fina y permeable.

Era un tiempo de gran magia y poder, aprovechado por muchos chamanes para entrar en contacto con espíritus, que les concedieran poderes especiales. Al mismo tiempo, la población era consciente del riesgo de acercarse a la dimensión de los no vivos. De tal modo, entre las funciones de los rituales celebrados en Samhain, el año nuevo celta, se encontraba la de protegerse de malos espíritus.

Las máscaras y el fuego jugaban un papel crucial y ancestral para conjurar el mal y protegerse, espantando a lo indeseable.

Hay que tener en cuenta que, en ese ámbito, el mal, más que tratarse del Diablo o de demonios, se centraba en el hambre, la escasez y la falta de alimento.

Samhain marcaba el final de las cosechas y el principio de una época de frio y oscuridad, en la que todo lo recogido debía servir para mantenerse hasta la siguiente cosecha. Por lo tanto, despedir al Dios Sol, Lugh, que había proporcionado que la Tierra diera sus frutos, y mantenerlo contento, para que el ciclo se repitiera meses después, resultaba fundamental.

 

Qué relación hay entre las calabazas y Halloween

 

En principio, ninguna. Jack el del Farol, era una leyenda independiente de Halloween. Además, él usó un nabo para tallar su linterna, no una calabaza.

La simbología de ahuyentar lo malo, ya presente en la celebración celta, incluso a través del tallado de verduras para colocarles dentro ascuas, se mantiene, pero va transformándose, y adquiere su forma definitiva de esta leyenda irlandesa más bien reciente.

Sí es cierto que por toda Europa había costumbre de tallar verduras, y colocarles velas dentro. Esto parece ser una manera de ahuyentar malos espíritus y de guiar el camino de los que vagan sin rumbo, porque no pueden entrar en el Cielo, como le sucedió a Jack.

En este sentido, se supone que estas linternas caseras descienden de las farolas sepulcrales romanas, cuya función también era guiar a difuntos, y que se encendían durante el festival romano dedicado a los muertos.

¿Y las calabazas, qué?

Aunque los Celtas usaban verduras ahuecadas como farolas en las que colocaban ascuas, y el sentido también parece ser el de conducir a las almas perdidas, y espantar lo maligno, las calabazas, tal y como las conocemos hoy en Halloween, comenzaron a usarse masivamente en Estados Unidos.

No existe una explicación sofisticada para el motivo, simplemente, una cosecha abundante de calabaza contra la inexistencia del cultivo de remolacha o nabo, que eran las otras verduras popularizadas como farolas.

La inmigración irlandesa, llegada a Canadá y Estados Unidos a raíz de la hambruna que asoló Europa a mediados del siglo XIX, se encargó de extender la leyenda de Jack O’Lantern, y el tiempo unió y mezcló las tradiciones populares.

La síntesis de todo, más una gran visión del potencial comercial que albergaba el festejo de Halloween hicieron el resto.

¿Qué es un fuego fatuo?

 

El fuego fatuo se ve como una luz pálida, que arde a poca distancia de la superficie, sea esta de tierra o agua. En la oscuridad y la soledad del campo, su aparición ha generado múltiples leyendas y explicaciones por todo el mundo.

Los significados atribuidos, siempre han sido negativos: almas en pena y seres sobrenaturales malignos, intentando confundir a los vivos.

¿Pero qué son los fuegos fatuos?

Se producen debido a la putrefacción de ciertas sustancias, liberadas por animales o vegetales en descomposición. Estos gases arden momentáneamente, y generan una luz inexplicable en medio de la nada.

Sin duda, ideales para tejer todo tipo de leyendas en torno a ellos, en especial las que más se cuentan en noche de brujas.

Para saber por qué tememos a Halloween clica aquí. 

También puede interesarte, Cómo se originó el Día de Muertos.

Compártelo si crees que será útil para otros

¡Hola! soy Lina

Quiero darte la bienvenida a mi Blog, donde encontrarás artículos que te serán de gran ayuda para comprender mejor el mundo y a ti mism@.

Ir arriba